sábado, 7 de agosto de 2010

Hoy quinto partido.

Hoy el Oviedo jugara su quinto partido contra el Marino de Luanco en Miramar a las 19.30 horas. No jugaran el partido Falcon, con gripe ni los lesionados Aitor, Richi, Xavi y Pelayo.

Por otro lado la mala relación entre aficionados y consejo directivo sigue de mal en peor. Las principales peñas no asistirán al partido contra el Espanyol, mostrando así su rechazo por el registro de peñas, y es que el consejo pretende tener a los aficionados controlados, también esta en contra la APARO.

Hemos conocido por la prensa la decisión del Consejo de Administración del Real Oviedo de regular las relaciones con las Peñas Azules con una nueva normativa.

Que el Real Oviedo pretenda tener un “registro oficial” de Peñas (la web de la Aparo contiene un listado de todas las Peñas asociadas) o que imponga sus condiciones en cuanto a plazos para solicitar la representación oficial del Club o que sea éste quien decida quién asiste a los diversos actos oviedistas es algo habitual en muchos clubes de Primera División.

Lo que nos sorprende es que, militando nuestro Club en la Segunda División B, pretendan regular las relaciones con las Peñas, sin buscar la unidad, la cercanía y proximidad con la entidad, tan necesaria para superar esta categoría. Al contrario, el Consejo de Administración decidió establecer una normativa que aleja a los peñistas del club y lo hace utilizando unas formas que no buscan el acuerdo sino la confrontación con la familia oviedista, que sólo tiene la posibilidad de aceptarlas, estableciendo una especie de “despotismo” en las relaciones con sus aficionados a los que ni tan siquiera se les pide opinión.

En cuanto a las normas que regulan las relaciones del Real Oviedo con las Peñas, consideramos que no aportan nada nuevo, ni benefician la fluidez de la comunicación que debe existir entre ambas partes: excesivas exigencias y demasiado protocolo en un vínculo desproporcionado en el que una de las partes tiene todos los derechos y la otra, prácticamente todas las obligaciones. No vemos "bondad" en la normativa quizás porque no vemos esa bondad en el actual Consejo de Administración; ¿Cómo se puede proponer algo que no beneficia en nada a una de las partes?

Por otra parte, entendemos que lo que se pretende es la creación de una Asociación de Peñas ligada al Club para conseguir unos objetivos concretos (tener controlada a una afición que molesta) y favorables al Consejo de Administración, no al Real Oviedo.

Por lo expuesto, las Peñas Azules del Real Oviedo, integradas en la Aparo, han decidido no entrar en este juego de "peñas oficiales" por entender que tenemos toda la legalidad y legitimidad para actuar como hasta ahora lo hemos hecho sin que la nueva idea de este Consejo aporte nada que pueda beneficiar a las Peñas ni al Real Oviedo.

Dicho lo anterior, cabe recordar que la Aparo siempre se muestra abierta al diálogo y demostrado está de nuevo que no es la Aparo quien busca el enfrentamiento con un Consejo de Administración al que ha dado múltiples muestras de colaboración, siempre en beneficio del REAL OVIEDO”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario