sábado, 22 de octubre de 2011

Enfermería casi vacía


- Jandrín recibo el alta medica, pero aun no esta listo para entrar en la próxima convocatoria. El único lesionado es Jorge Rodríguez.

- Por otra parte, encontramos hoy en Marca un artículo de los hermanos Negredo que a continuación ponemos.

En el fútbol son muchos los factores que intervienen en la maduración de un futbolista. Álvaro Negredo es a los 25 años la referencia ofensiva del Sevilla y uno de los delanteros con los que Vicente Del Bosque está construyendo 'La Roja' del futuro.

Para llegar a donde está, el joven atacante sevillista ha tenido que ganarse el puesto ascendiendo desde las categorías inferiores. Sus dos hermanos, César y Rubén, compiten cada fin de semana en esas categorías con la misma ilusión e intensidad con la que lo hace su hermano menor. Uno disfruta de la fama y la televisión, el resto se preocupa -temas futbolísticos incluidos- por cobrar puntualmente a fin de mes. ¿Cuestión de suerte o talento?

"Estamos muy orgullosos de él. Está claro que es quien tiene más talento y se merece todo lo que está viviendo", explica Rubén Negredo, el menor de la saga, en declaraciones a MARCA.com.Rubén, que juega en la Gimnástica de Torrelavega, también actúa de delantero, por eso está harto de las comparaciones. "Me dan mucho la tostada con eso. Me piden que haga lo mismo que hace mi hermano sin darse cuenta que cada uno tiene sus cualidades. Aunque ya no me importa, me he acostumbrado", expresa con sorna. Piensa que el talento lleva a la suerte.

Lo de 'ser hermano de' también se lo recuerdan a César, el mayor de los tres y el muro central de la defensa del Oviedo. Entre los tres no hay más de cinco años de diferencia. Una auténtica familia dedicada al fútbol. "Nuestros padres están contentísimos con nosotros. Nos apoyan mucho y viajan cada fin de semana a ver a alguno de sus hijos", confiesa César. "Son los más chaqueteros de España, cada domingo o cada año que cambiamos de equipo ellos hacen lo propio", cuenta Rubén. Su familia es de tradición colchonera, aunque los hijos salieron más del Real Madrid. Pero Álvaro también se siente del Rayo. Parece normal que sus padres cambien tanto de colores.

Más que hermanos "Hablamos casi a diario. Tenemos una relación muy fluida. Aunque intentamos tocar temas de fútbol sólo el finde cuando hay partido, entre semana procuramos hablar de nuestra cosas", cuenta el del Oviedo. Algo que también refleja el mediano: "Nos llevamos genial y nos deseamos suerte mutuamente, ahora estamos preocupados por los problemas de Álvaro". Hermanos y amigos. Procuran verse lo máximo posible y no dudan en coger el coche cuando alguno de los tres juega en alguna ciudad cercana a donde viven.

Sus condiciones no son las mismas. Álvaro disfruta de contratos millonarios mientras que César y Rubén se conforman con vivir al día y no tener problemas de cobro como los tuvo el mayor en equipos como Logroñés o Alicante. Todos son unos enamorados de su profesión, independientemente de la categoría en la que militen. Para ellos el fútbol no es un trabajo, es su vida. Las diferencias entre los Negredo existen, sí, pero los tres comparten una arraigada pasión por el fútbol como denominador común.

Biografía: César: 30 años. Juega de defensa central en el Oviedo después de pasar por infinidad de equipos de 2ªB como Sangonera, Alicante, Alcoyano, Logroñés o Huesca. Ha sufrido en varios de ellos por impagos.

Rubén: 27 años. Actúa de delantero en la Gimnástica de Torrelavega. Vive en Cartes (Cantabria) con su novia. Ha jugado en varios equipos de Tercera como Navalcarnero, Pinto y Rayo Majadahonda antes de llegar al Barakaldo ya en 2ªB. Lleva un gol esta temporada.

Álvaro: 25 años. Es la referencia ofensiva del Sevilla e internacional con España. Lleva cuatro goles esta campaña en la que espera estar en la Eurocopa.


- En una entrevista en La Nueva España, Pacheta deja ver que sigue fiel a su método al afirmar "Lo que tendemos ahora es a evitar los riesgos atrás y los problemas. Creo que empezamos a solucionarlo porque en los últimos tres partidos sólo hemos encajado un gol. Eso debe darnos fe y confianza en lo que estamos haciendo." Lo cual lo veo lógico y una buena forma para intentar que las cosas empiecen a funcionar y empezar a ver los resultados.

Para terminar también afirma que en el once abra pocos cambios respecto al último partido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario